ASOCIACIÓN CULTURAL
"LOS SITIOS DE ZARAGOZA"

 




CRÓNICA

“EL MARQUÉS DE LAZÁN: EL OTRO PALAFOX“

Con motivo del 200 aniversario de la toma de posesión del Marqués de Lazán como Capitán General de Aragón se celebró, el viernes 25 de noviembre de 2015, una conferencia en el Palacio de Capitanía con el título “ EL MARQUÉS DE LAZÁN: EL OTRO PALAFOX” a cargo de D. Herminio Lafoz Rabaza (Teruel, 1952), Doctor en Historia por la Universidad  de Zaragoza, y Catedrático de la misma materia en el IES “Avempace”. Uno de los más importantes investigadores del archivo Palafox. Ha publicado varios libros sobre los Sitios de Zaragoza y sobre el general Palafox.

A la confería asistió el comandante militar de Zaragoza y Teruel, Gral. Jerónimo de Gregorio y Monmeneu y un numeroso público que  siguió con gran interés la conferencia.

El conferenciante contextualizó la figura del Marqués de Lazán en la guerra de la Independencia y  habló de las relaciones con sus hermanos, especialmente con el más famoso; José de Palafox.

Aprovechamos una efeméride bicentenaria para recordar a un héroe de los Sitios menos conocido y del que hasta ahora no se había celebrado ninguna conferencia.

FOTOS: Palacio de Capitanía y Arturo-José González  
HACER CLIC EN LA IMAGEN PARA AMPLIAR

PALAFOX Y MELZI, Luis de Rebolledo, marqués de Lazán.

Luis Rebolledo de Palafox y Melzi nació en Zaragoza el 2 de junio de 1772 y falleció en Madrid el 28 de diciembre de 1843.

Sus padres fueron Juan Felipe Rebolledo de Palafox y Bermúdez de Castro, marqués de Lazán y Cañizar, natural de Corella (Navarra) y Paula Melzi y Eril, natural de Abiategraso, lugar cercano a Milán. El matrimonio Palafox Melzi tuvo cuatro hijos: Luis (Zaragoza, 02.06.1772/ Madrid, 28.12.1843), que más tarde heredaría el título de Lazán; Francisco (Zaragoza, 1773 / 4.02.1812), José (Zaragoza, 28.10.1775 / Madrid, 15.02.1847) y María Pilar (Zaragoza, 08.11.1777) Luis Rebolledo de Palafox contrajo matrimonio con su prima María Gabriela de Palafox y Portocarrero, hija de los condes de Montijo en 1797. De este matrimonio nacieron tres hijos: Joaquín, Luis y María del Pilar Julia.

Hizo sus primeros estudios en las Escuelas Pías de Zaragoza. Como sus hermanos, tuvo como preceptor al escolapio P. Basilio Boggiero. En 1795, ingresó en la Guardia de Corps. Estuvo en Aranjuez los días 17, 18 y 19 de marzo de 1808, participando activamente en los acontecimientos. También estuvo en los sucesos de Madrid el 2 de mayo, donde formó con los Escuadrones de Guardias.

Por no jurar al intruso se fugó de Madrid en 1º de junio presentándose en Zaragoza donde su hermano José le nombró comandante de la fuerzas armada que se reunía en Tudela y pueblos de los confines de Aragón y Navarra. En 8 de junio, al frente del paisanaje defendió Tudela de los franceses. Tuvo que retirarse hasta Alagón en cuyo punto se le unieron más batallones de paisanos con alguna, poca, tropa de caballería e infantería y avanzó hasta Mallén. Allí sostuvo un ataque de los franceses el día 13 y posteriormente se dispersaron sus tropas y estuvo en peligro de caer prisionero. Se refugió en Zaragoza. El 15 de junio fue nombrado gobernador de Zaragoza.

El 9 de octubre de 1808 fue destinado con una división de tropas aragonesas para auxiliar a Cataluña. En febrero de 1809 por orden de Reding se trasladó con su división a Tarragona  y desde allí a Aragón. Intentó ayudar a Zaragoza, que estaba al final de su asedio, pero no contaba con fuerzas suficientes por lo que tuvo que retirarse a Monzón y luego a Fraga. El 6 de marzo estaba en Tortosa. En este punto recibió el nombramiento de Comandante General del Reino de Aragón.

En el mes de mayo de 1809, con el ejército al mando del general Blake, entró en Aragón. Se ocupó Alcañiz y estuvo en la batalla que se dio en este pueblo el día 23, donde los franceses fueron derrotados. El 15 y el 18 del mes de junio estuvo en las acciones de María y Belchite y se retiró con Blake a Tortosa después de las derrotas consecutivas de los españoles en esos puntos. En los meses siguientes participó en Cataluña en diversas acciones.

El 26 de noviembre de 1809, el general Lapeña se presentó en Lérida donde se encontraba Lazán para decirle que por orden de la Junta Central debía darse preso sin comunicación en el castillo de Peñíscola. Allí estuvo cerca de 4 meses, hasta mediados de marzo de 1810 en que, con la noticia de la disolución de la Junta Central y la creación del Consejo de Regencia, llegó la orden de libertad, destinándole al Ejército del Centro. El 1º de octubre de 1812 fue destinado al 4º Ejército y, estando a punto de incorporarse, recibió el nombramiento de Capitán General del Reino y Costa de Granada. Agradeciendo la atención presentó su dimisión de este destino por pensar que era más eficaz en el ejército. Así lo aprobó la Regencia, incorporándose al cuartel general en La Carolina.

Fue a recibir al rey Fernando que regresaba de su largo destierro en abril de 1814, a su paso por Zaragoza. El 12 de junio el rey le nombró vocal de la Junta de Generales. El 14 de julio de 1814 fue nombrado Capitán General de Castilla la Vieja. Con la reacción absolutista de 1814 participó en los informes destinados a depurar a los que habían sido diputados en las Cortes.

En agosto de 1815 fue nombrado Capitán General de Aragón sustituyendo a su hermano José, que acababa de dimitir. Ocupó este destino hasta 1º de mayo de 1820, aunque fue depuesto y rehabilitado en el mismo. El 20 de diciembre de este año su esposa fue detenida por sospechosa de conspiración.

El 11 de agosto de 1823 fue nombrado Virrey y Capitán General de Navarra. En este destino, refrendó el 27 de agosto de 1824 la orden del gobierno del día 20 para que todos los revolucionarios españoles o extranjeros fueran pasados por las armas en cuanto fueran cogidos, igual que cuantos se les unieran, sin más dilación que el tiempo necesario para recibir los auxilios espirituales. Serían indultados y recibirían recompensa los individuos que delatasen a sus jefes o los hicieran presos.

El 7 de septiembre de 1824 pasó de cuartel a Castilla la Nueva. El 25 de enero de 1826 fue nombrado Protector del Canal de Aragón. En 1837 fijó su residencia en Madrid donde permanecería hasta su muerte.

Sus ideas quedan pronto manifiestas en su posicionamiento en relación a la creación de Junta Central, de la que se podían esperar discordias, divisiones e, incluso, una guerra civil; él hubiera preferido que Fernando VII hubiese nombrado un regente que, casualmente, debía ser el conde de Montijo. Mantuvo a lo largo de 1811 una polémica escrita con Lorenzo Calvo de Rozas,

Elegido diputado a las Cortes de Cádiz el 4 de enero de 1813 por 12 votos de los 15 electores correspondientes en la Casa de la Comunidad o Diputación de la ciudad de Calatayud, por estar la capital ocupada por los franceses, según la Instrucción de 1º de enero de 1810 y la Adición de 9 de septiembre. Se le otorgó su poder el mismo día de su elección, siendo aprobado por las Cortes el 28 de mayo de 1813, jurando y tomando asiento al día siguiente.

En los debates intervino en dos ocasiones, en la referente al gobierno de las provincias y en la responsabilidad de los infractores de la Constitución.

Volvió a ser diputado, suplente, en las Cortes Ordinarias de 1813.

Se puede leer la aportación a su biografía más completa de Herminio Lafoz en el siguiente enlace:
         Luis Rebolledo de Palafox y Melzi, Marqués de Lazán. Aportación a su biografía. Herminio Lafoz Rabaza