Palacio de Villahermosa

 
 


 


E
n la calle Predicadores (paralela a la de Casta Álvarez, heroína ya mencionada, distinguida en los combates de la Puerta de Sancho y del Arrabal) se encuentra nuestro siguiente objetivo.

En efecto, con una espléndida restauración de fachada, podemos contemplar el actual Colegio Santo Domingo, antiguo Palacio de los Villahermosa, y que durante largo tiempo estuvo destinado a cárcel de mujeres, y posteriormente a Juzgados.

Entre sus muros pasó horas amargas de ingratitud e incomprensión, la Madre María Rafols que tanto se había distinguido (y con gran riesgo) en el cuidado de los heridos y enfermos del Hospital de Ntra. Sra. de Gracia. Su leyenda de afrancesada -por sus continuas incursiones en campo enemigo, siempre por motivos humanitarios- y el anticlericalismo desatado a la postre, la hicieron víctima de una absurda denuncia como conspiradora contra el Estado, lo que provocó su encarcelamiento y proceso.

 
 
Cerca de allí (hay quien la sitúa hacia la antigua Puerta de Sancho, y quien la supone más próxima al Mercado), se dice que aún permanece en pie la casa en cuyo sótano anduvo Palafox escondido y enfermo en los días de la Capitulación. Asistido por el Padre José de la Consolación y por el propio Padre Boggiero, le fue administrada la extremaunción en tan sombrío lugar, en las tristes horas del 24 de febrero. En esa misma noche y del cuarto inmediato al de Palafox, será violentamente arrebatado el P. Boggiero para ser salvajemente asesinado a bayonetazos, junto al P. Sas, como ya hemos visto (4º objetivo).