RADIO BICENTENARIO
(Temporada 2008-2009)
 

 

Onda Cero Zaragoza, 5ª época, programa nº 18

Emitido el viernes 23 de enero de 2009

Interviene: Paco Escribano y José Antonio Alaya.
                  
Con la colaboración de Mariángel Pérez y Olga Capmartín (como la Madre Rafóls).
 

Para facilitar la descarga del archivo de sonido, lo hemos dividido en dos partes.     I Parte     II Parte

 

 

ZARAGOZA 2008: BICENTENARIO DE LOS SITIOS
 

  AGENDA.
 

Del 22 de enero al 29 de marzo. Centro de Historia

Exposición fotográfica: “Sarajevo: el último asedio”, de Gervasio Sánchez.

Fundación Zaragoza 2008.

ENTRADA LIBRE.

24 de enero, 11 h.

Santuario Nuestra Señora de Magallón (Leciñena)

18ª Cabalgada de Leciñena. Conmemoración de los 200 Años de la Batalla del Llano: Subida de caballistas / Misa a las 12 / Comida popular.

Asociación Ntra. Sra. de Magallón y Ayuntamiento de Leciñena

ENTRADA LIBRE.

26 de enero, 19,30 h.

Ámbito Cultural de El Corte Inglés (Pº Independencia)

Charla-presentación de José Luis Cintora sobre el libro “Narrativa del Sitio de Zaragoza”, de Charles R. Vaughan

Editorial Comuniter.

ENTRADA LIBRE.

27 de enero, 13 h.

Casa Bureta (Torre Nueva 2)

Inauguración de placa en recuerdo de la Condesa de Bureta.

A.C. “Los Sitios de Zaragoza” / ARYCO

CON INVITACIÓN.

29 de enero, 17 horas. Centro Cívico Estación del Norte. C/ Perdiguera S/N

"El segundo sitio en el Arrabal"

Festival folclórico a cargo del Royo del Rabal, con indumentaria aragonesa de la época de los Sitios.

Presentación del libro Ramón José de Arce: Inquisidor General, Arzobispo de Zaragoza y líder de los afrancesados, de José Mª Calvo.

A.V. “Tío Jorge-Arrabal” www.vecinosarrabal.com

ENTRADA LIBRE.

Del 2 al 5 de febrero.

Centro Pignatelli y Centro de Historia.

Seminario “Ciudades sitiadas: la población como rehén de guerra”.

Seminario de Investigación para la Paz.

http://www.seipaz.org/

 

Puede encontrar la agenda actualizada de los actos de todo el año, no sólo con los ya confirmados, sino también con otros en diversas fases de organización y que incluso podrían no llegar a realizarse en:

 

Artículo de Francisco Escribano (A. C. Los Sitios de Zaragoza) y
José Antonio Alaya (Onda Cero Zaragoza):
EN DIRECTO DESDE LAS TRINCHERAS: LOS SITIOS DE ZARAGOZA EN LA RADIO  PDF

 
 

 

CRÓNICA DE ZARAGOZA, LUNES 23 DE ENERO DEL AÑO DEL SEÑOR DE 1809
34º DÍA DE ASEDIO A LA CIUDAD


Titulares:

-                IMPORTANTE REDUCCIÓN DE LOS ATAQUES FRANCESES.

-                CONTINÚAN LAS SALIDAS ESPAÑOLAS CONTRA LAS OBRAS DE ASEDIO.

-                SE ESPERAN INMEDIATAS ACCIONES EXTERIORES EN APOYO DE LA DEFENSA.

-                SIGUEN EMPEORANDO LAS CONDICIONES DE VIDA DENTRO DE LA CIUDAD.


 

IMPORTANTE REDUCCIÓN DE LOS ATAQUES FRANCESES. CONTINÚAN LAS SALIDAS ESPAÑOLAS CONTRA LAS OBRAS DE ASEDIO.

Hace ya ocho días desde que los franceses ocuparon el Reducto del Pilar, quedándose dueños de la ribera derecha de la Huerva y en disposición de asaltar las tapias de la ciudad. Sin embargo, no sólo no se ha producido el ataque sino que se ha reducido la actividad de los imperiales. Si bien han continuado los trabajos de fortificación y el trazado de nuevas paralelas y trincheras de asedio, se ha reducido notablemente el bombardeo. Es más, las acciones ofensivas más importantes han sido las españolas.

Anteanoche se produjo una salida contra una batería de morteros que se encuentra cerca de San José y contra la Casa Roja de la carretera de Calatayud. Y más importante aún ha sido la acción de esta madrugada, con ataques en las zonas de San José, Santa Engracia, Carmen y Portillo, lo que verificaron nuestras tropas en todas sus partes, haciéndoles muchos muertos y heridos, lográndose la acción completamente. En todos los casos, nuestras fuerzas se retiraron al aproximarse las fuerzas enemigas de reserva.

 

SE ESPERAN INMEDIATAS ACCIONES EXTERIORES EN APOYO DE LA DEFENSA

Para comprender las razones de esta inversión de papeles, en la que los sitiadores tienen que defenderse, nuestro compañero Paco Escribano nos trae algunas informaciones EN CLAVE CONFIDENCIAL:

-                 ¿Qué está pasando? Pista en la gazeta del día 16, en la que Palafox informaba de victorias españolas en Cataluña y Castilla,
         la inminente llegada de tropas valencianas y hasta una incursión española en el Ampurdán. Grandes muestras de alegría en la ciudad.
         Parece que los franceses están retirando fuerzas para atender a su retaguardia.

-                 Las últimas noches se ven hogueras en la Sierra de Alcubierre, ¿tiene algo que ver? Informaciones de prisioneros y
        desertores indican que hay miles de soldados provenientes de Huesca y Barbastro en Leciñena, Perdiguera y Zuera. También se sabe
        que todo el Bajo Aragón está en armas y que el levantamiento generalizado pone en peligro las rutas logísticas.

-                 ¿Qué conclusión podemos sacar? Momento decisivo, franceses son pocos y tienen problemas de abastecimiento. Si nuestros
         compatriotas consiguen atacar su retaguardia, es posible que nuestra situación mejore o que incluso tengan que levantar el asedio.

-                 Ha llegado Lannes para tomar el mando del sitio, se ve que no bastaba con Moncey, Mortier y Junot... ¿Cuántos mariscales
         va a mandar Napoleón a una ciudad como Zaragoza?

 

SIGUEN EMPEORANDO LAS CONDICIONES DE VIDA DENTRO DE LA CIUDAD.

Con motivo de estar ocupados ya los molinos del camino de Huesca se han construido dos a la orilla del Ebro, tomando las aguas de las balsas. Se ha podido asegurar así la molienda del trigo, si bien se está notando, y mucho, la carestía de alimentos. Sólo puede conseguirse pan de munición, y aun éste de mala calidad. Y no hay carnero ni aun para los enfermos,.

Particularmente difícil es la situación en los hospitales, donde están muriendo muchísimos por la carestía hasta de camas y ropa, especialmente de la tropa. Su Excelencia ha pedido dictamen a la Junta de Sanidad sobre si son epidémicas las enfermedades que se padecen y se le ha contestado que no eran sino causadas de la miseria, poco aseo y falta de alimentos y camas, lo que se le notició para tomar las providencias oportunas.

MADRE RAFOLS: Esto es muy triste, ver sufrir a los soldaditos, vocación de servicio..... OLGA: Tienes libertad para hacerte el guión para 30 segundos.

ALAYA Y terminamos dando cuenta de la proclama emitida ayer por nuestro Capitán General, donde hace referencias a los combates de los últimos días. Y dedica unas emotivas palabras a invocar la ayuda divina para la defensa.

MARIÁNGEL Renazca España en Zaragoza, y sea este Santo Templo del PILAR el baluarte más fuerte y la admiración y asombro de todo el Universo. No os aterren los débiles e inicuos esfuerzos del Enemigo de nuestra Santa Religión y nuestro Rey. Con el poder de Dios nada temamos. Con la protección de nuestra Madre y Patrona, que visiblemente nos protege, despreciemos las invectivas de los agentes del Gobierno Francés, que por todos modos nos busca y alucina. No hay más que el valor para vencer; basta nacer en Zaragoza para ser valiente, basta pelear al abrigo de sus muros, que pronto perfeccionareis, para ganar el lauro de la inmortalidad


FUENTES:

-      ALCAIDE IBIECA, A. Historia de los dos sitios que pusieron a Zaragoza en los años de 1808 y 1809 las tropas de Napoleón.

-      CASAMAYOR, F. Años políticos e históricos de las cosas sucedidas en Zaragoza (1808), Comuniter, 2008.

-      CASAMAYOR, F. Diario de Los Sitios. Comuniter, 2000.

-      LAFOZ, H. (ed.) Manifiestos y bandos de la Guerra de la Independencia en Aragón I. Los Sitios de Zaragoza. Comuniter, 2005.

-      Gazeta extraordinaria de Zaragoza del día 16 de enero de 1809.
 


Proclama de Palafox invocando la protección de la Virgen del Pilar (Alcaide, II, 120-121).

CIUDADANOS DE ZARAGOZA. No es nuevo que el Militar se presente al rumor de la vista de Enemigo, es su profesión y lo imperioso de su noble carrera le pone en este deber.

Pero al Vecino honrado, que alimenta con su sudor y su trabajo al Militar que le defiende sus propiedades, ¿quién sino su ardor y patriotismo le hace dejar el asilo de su hogar y tomar el arma para medir el campo con el Enemigo? ¿Quién sino vuestro valor y afecto a nuestro Rey y Señor os ha hecho el día de ayer salir, llevando en vuestra noble frente el testimonio de la serenidad de los valientes?

¡Venturosos Vecinos de este Pueblo de Dios! La gran satisfacción del hombre de bien está reservada para vosotros. Vuestras mujeres, vuestros hijos, os llenarán de bendiciones, y toda la Península y las naciones más remotas, ansiosas de parecerse a vosotros, os imitarán.

Renazca España en Zaragoza, y sea este Santo Templo del PILAR el baluarte más fuerte y la admiración y asombro de todo el Universo. No os aterren los débiles e inicuos esfuerzos del Enemigo de nuestra Santa Religión y nuestro Rey. Con el poder de Dios nada temamos. Con la protección de nuestra Madre y Patrona, que visiblemente nos protege, despreciemos las invectivas de los agentes del Gobierno Francés, que por todos modos nos busca y alucina.

No hay más que el valor para vencer; basta nacer en Zaragoza para ser valiente, basta pelear al abrigo de sus muros, que pronto perfeccionareis, para ganar el lauro de la inmortalidad. Vuestro premio excede a mis deseos: la confianza con que me honráis sin merecerlo aumenta cada día más mi obligación de desvelarme por vuestra felicidad, y siempre leal, siempre fiel al delicado encargo que ejerzo, mi dicha es sólo agradaros y conservar con entereza la lisonjera memoria de haber nacido entre vosotros.

Cuartel General de Zaragoza 22 de Enero de 1809, Palafox.
 


 Diario de Los Sitios. Basado en el Diario de Faustino Casamayor.

Lunes 16 de enero de 1809

Siguió el fuego con el mismo tesón de granadas y bombas, con infinitas balas rasas, cuyos continuos silbidos atemorizaban y causando bastantes heridos. Se colocaron algunos cañones en la Iglesia de San Agustín detrás de su altar mayor, frente al Convento de San José, en lo alto de las Mónicas, y se les hizo un fuego muy vivo, no siéndolo menor el suyo, causando muchas ruinas en las casas, por cuya razón los vecinos empezaron unos a desamparar las suyas, y otros a situarse en los caños y bodegas, con las precauciones más posibles.

Se divulgó a la noche que Su Excelencia había recibido noticias muy favorables, y apenas se notició por gaceta extraordinaria, cuando toda la Ciudad se llenó de una general alegría, se echaron las campanas a bando, hubo salvas de artillería, y todas las músicas fueron a la Puerta del Pilar a acompañar al Pueblo, que todo en masa fue a dar las gracias a Nuestra Señora, pareciendo una noche de la más completa victoria.

Esta novedad hizo tanto eco a los enemigos, que por espacio de tres horas, suspendieron sus fuegos, pero dadas las 10 lo empezaron con tanta furia que no hay memoria de igual. Los enfermos siguieron en el mayor aumento, y no hubo carne ni aun para ellos, ni pan blanco. La pólvora se llevó de la bodega de la Parroquia de la Seo al Convento de Santa Lucía con el mayor riesgo.

 

Martes 17 de enero de 1809

Este fue uno de los más terribles, pues irritados los enemigos con lo ocurrido en la noche anterior, no cesaron un instante hasta el anochecer, causando muchas ruinas en los edificios, aunque no en las personas, habiendo tenido que retirar los cañones de la batería de Palafox, por haber aproximado tanto las suyas y habernos muerto y herido algunos artilleros.

 

Miércoles 18 de enero de 1809

Hoy el fuego fue el más corto de estos nueve días, en los que han tirado pasadas de 6.000 entre bombas y granadas. Los enemigos adelantaron las baterías y fortificaciones, poniendo una en el mismo puente de San José de cuatro cañones, y otra en la torre de Belchite, pasándose hacia Torrero por el Ebro, y aproximándose los que estaban en Villamayor, poniendo también otra detrás de la torre de la Bernardona. Por todo ello mandó Su Excelencia hacer cortaduras en las calles y fosos a la entrada de la Ciudad para ponerla en el estado de la más completa defensa.

 

Jueves 19 de enero de 1809

También hoy fue corto el fuego de los enemigos, aunque causó algunas ruinas en los edificios, trabajando y adelantando siempre en sus obras.

Por nuestra parte se prosiguió en las cortaduras y fosos, y dentro de la Iglesia de San Miguel se colocaron dos cañones con dirección al puente de San José.

Con motivo de estar ocupados ya los molinos del camino de Huesca se hizo uno interino a la orilla del Ebro, encaminando a las aguas de las balsas, que molía 6 cahices de trigo. Este día se creó un cuerpo de Caballería de Infanzones Aragoneses, vestidos a la antigua Española, del cual fue nombrado Jefe el Excelentísimo Señor Duque de Villahermosa.

 

Viernes 20 de enero de 1809

Siguió el descanso pues apenas se oyó un tiro, pero prosiguiendo los franceses en sus trabajos y preparativos. Con este motivo se pudo hacer otro molino de harina, también a la orilla del río con las mismas aguas de las balsas. Se mandó que en todos los cuerpos, con sus Jefes y oficiales desde la anochecer estuviesen en sus cuarteles sobre las armas, y los Paisanos igualmente prontos con sus armas.

 

Sábado 21 de enero de 1809

Estuvo formada la tropa en sus cuarteles, y los paisanos en número de 20.000 se mandaron salir a formar a la orilla del Ebro, a donde bajó Su Excelencia, que por espacio de 2 horas estuvo revistando y animándolos a la defensa, a que se ofrecieron muy gustosos, dirigiéndoles una proclama que los llenó de mucha gloria. Los enemigos continuaron sus trabajos con la mayor actividad.

Estos días no hubo carnero ni aun para los enfermos, pasándose ya mucha necesidad en los hospitales, donde morían muchísimos por la carestía hasta de camas y ropa, especialmente de la tropa, lo que llamó la atención de Su Excelencia y mandó que la Junta de Sanidad declarase si eran epidémicas las enfermedades que se padecían. Se le contestó que no eran sino causadas de la miseria, poco aseo y falta de alimentos y camas, lo que se le notició para tomar las providencias oportunas.

 

Domingo 22 de enero de 1809

El enemigo continuó sus trabajos con ahínco, pero no hizo mayor fuego, aunque no dejó de causar algunas ruinas en las casas. Con nuestras baterías se inutilizaron en parte sus obras, con cuyo beneficio pudieron salir las caballerías a pacer a los campos más inmediatos un pequeño rato. Su Excelencia salió a reconocer los hospitales para dar las providencias más oportunas al mayor beneficio de los enfermos, así militares como paisanos.

 

Lunes 23 de enero de 1809

Mandó Su Excelencia dar una sorpresa por los puntos de San José, Puertas de Santa Engracia, Carmen y Portillo, lo que verificaron nuestras tropas en todas sus partes, haciéndoles muchos muertos y heridos, lográndose la acción completamente.

Al mismo tiempo mandó desalojarlos de las baterías junto a la Torre de Sástago y Molino de Cuéllar, cuya arriesgada empresa se fió a los Voluntarios de Aragón y Guardias Walonas a cargo del Brigadier Barón de Erruz, la que desempeñaron tan completamente, que habiendo pasado al campo enemigo mataron todos cuantos hallaron en las zanjas, y clavaron cuatro cañones y dos obuses, hasta que noticiosos bajaron en dos columnas, y les fue preciso retirarse. En esta acción hubo algunos muertos y heridos, e igualmente del cuerpo de Fusileros en la acción de la Puerta del Carmen, a las que asistió Su Excelencia hasta el fin.

Hoy hubo mucho fuego de cañón y muchas ruinas, en especial por los barrios de la Seo. En este día no se vendió más pan que de munición, muriéndose muchos enfermos, y desde este día ya se empezó a padecer el más riguroso sitio, por haber llegado a poner las baterías enemigas cerca de la Torre del Arzobispo, en el brazal llamado del Burro, a corto tiro de fusil del camino real en la margen izquierda del Ebro.

 

Martes 24 de enero de 1809

Vino un oficial francés a parlamentar por la parte del Ebro. Fue conducido con los ojos vendados al Palacio de Su Excelencia, a quien entregó su carta exigiendo la rendición, a la que fue contestado por la negativa. En los mismos términos fue acompañado hasta sus avanzadas, hacia el camino de Huesca, donde estaba su campamento, cuyas tropas habían acometido a las del Coronel Don Felipe Perena que con las suyas estaba en los altos de Leciñena.

Esta tarde nos hicieron algún fuego desde la batería del Arrabal al Brazal del Burro, no dejando salir la gente, sucediéndole lo mismo a Su Excelencia, que iba a pie por dicho camino con una compañía de Suizos. En los demás puntos no hubo novedad, siguiendo los enfermos con tanto aumento, que para evitar el hedor de los muertos, se mandó llevarlos a enterrar de noche, y para aliviar a los vecinos tanta amargura y tristeza, pues llegó a ser el número de muertos de 100 por día.

 

Miércoles 25 de enero de 1809

Colocaron los franceses dos baterías nuevas de 8 cañones frente al Ebro, y otra frente al Jardín Botánico, con las que hicieron muchísimo daño. Todo el día hubo mucho tiroteo, y a las 10 de la noche intentaron entrar en la Ciudad por dicho Jardín Botánico, metiéndose ayudados de la noche dentro de la huerta de Santa Engracia, a los que hicieron retroceder las Guardias Walonas, en cuya acción murió Don José Sánchez Muñoz, 2º Teniente de dicho Real Cuerpo, ayudando mucho nuestros Voluntarios y Paisanos, jugando así mismo la artillería hasta muy entrado el día.

Para evitar el hedor de tanto muerto, pues estaban hacinados en algunos atrios de las iglesias y otros parajes, el Acuerdo ordenó que los cadáveres se enterrasen prontamente, sin caja y en sepulturas de 9 palmos de hondas.