RADIO BICENTENARIO
(Temporada 2008-2009)
 

 

Onda Cero Zaragoza, 5ª época, programa nº 11

Emitido el viernes 28 de noviembre de 2008

Interviene: Paco Escribano y José Antonio Alaya. Con la colaboración de Mariángel Pérez.
 

Para facilitar la descarga del archivo de sonido, lo hemos dividido en dos partes.     I Parte     II Parte

 

 

ZARAGOZA 2008: BICENTENARIO DE LOS SITIOS

 
  AGENDA.
 

27-29 de noviembre. Aula de la Institución “Fernando el Católico” y Biblioteca “María Moliner”

Curso Guerra de ideas. Política y cultura en la España de la Guerra de la Independencia

Institución “Fernando el Católico”

Se precisa inscripción.

29 noviembre, 19 h. Iglesia de Sta. Isabel (San Cayetano)

Concierto "Canciones para una Ciudad Sitiada". Coral de Móstoles.

Fundación Zaragoza 2008

ENTRADA LIBRE.

29 noviembre, 20 h.

Iglesia del Carmen.

Fiesta titular de la Cofradía, dedicada al Bicentenario de Los Sitios:

-   Eucaristía Solemne.

-   Ofrenda floral al Cristo de Los Sitios.

-   Descubrimiento de placa junto al Cristo de Los Sitios.

Cofradía de Cristo Abrazado a la Cruz y de La Verónica de Zaragoza.

Colabora A.C. “Los Sitios de Zaragoza”

ENTRADA LIBRE.

1 de diciembre, 19 h.

Ibercaja Patio de la Infanta, C/ San Ignacio de Loyola, 16.

Ciclo de cine “La Guerra de la Independencia”: “La espía de Castilla” (1937), de Robert Leonard, con Jeannette Macdonald.

Ibercaja.

ENTRADA LIBRE.

 

Puede encontrar la agenda actualizada de los actos de todo el año, no sólo con los ya confirmados, sino también con otros en diversas fases de organización y que incluso podrían no llegar a realizarse en:


 

CRÓNICA DE ZARAGOZA, LUNES 28 DE NOVIEMBRE DEL AÑO DEL SEÑOR DE 1808


Titulares:

-                GRAN DERROTA ESPAÑOLA EN TUDELA.

-                ZARAGOZA SE CONVIERTE EN UNA GRAN PLAZA FUERTE.

-                EVACUACIÓN DE LOS PRISIONEROS FRANCESES.

-                CONTINÚA LA VALEROSA DEFENSA DE ROSAS

 


GRAN DERROTA ESPAÑOLA EN TUDELA.
El 23 de noviembre pasará a los libros de Historia como una fecha nefasta, en la que las armas españolas, comandadas por los gloriosos generales Castaños y Palafox, fueron derrotadas por la superioridad numérica y táctica de las tropas invasoras. El general Castaños se replegó a Calatayud y desde allí continúa hacia el Sur, en tanto el Ejército de Reserva recibió la orden de concentrarse en Zaragoza.

A lo largo de los últimos días no ha cesado de llegar a nuestra ciudad el río de soldados valencianos, murcianos y aragoneses dispersos tras la lucha, a quienes acompañaban numerosos habitantes de la Ribera Alta del Ebro, temerosos de las rapiñas y represalias de los franceses. Los restos de la división aragonesa de O´Neille se dirigieron a Longares y Cariñena, y desde allí han podido incorporarse Zaragoza. Estas fuerzas se han ido acuartelando en la Lonja, los cuarteles y algunas casas grandes y conventos desocupados. Apenas quedan más posibilidades de alojamiento, por lo que no ha habido más remedio que acomodar a muchos en los portales del Mercado y en las calles. Se está reuniendo a los valencianos y murcianos para darles alojamiento en los caseríos de Torrero.

 

Ya hay más de 35 mil hombres de tropa arreglada en nuestra ciudad, que consumen 600 carneros diarios. Para conocer las noticias de última hora, conexión con Paco Escribano, en el Cuartel General de Zaragoza, junto al Capitán General Palafox:

Esta mañana se ha sabido que los franceses están ya en Utebo y Monzalbarba. También ha llegado un posta de la villa de Sos comunicando que los enemigos están exigiendo numerosas raciones de pan y carne en esa zona, robando y saqueando todo lo que pueden; también están robando por los pueblos de las riberas de Ebro y Jalón, que han sido abandonados por sus habitantes.

Palafox, con sus ayudantes y Plana Mayor ha estado recorriendo las líneas, inspeccionando las ya concluidas de la puerta del Portillo, puerta del Carmen y puente del Huerva, y ha subido a la Torre Nueva desde donde llega a divisar a los franceses. En concreto, unos cien jinetes franceses de reconocimiento han llegado hasta el puente de la Muela, de donde han sido alejados por los cañonazos disparados por la artillería y tropa que ocupa ese punto. Otra avanzada francesa, esta vez de infantería, se ha acercado por el camino de san Lamberto la cual también es rechazada.

Se espera una declaración de Su Excelencia. Pediré conexión si se produce.

 

ZARAGOZA SE CONVIERTE EN UNA GRAN PLAZA FUERTE.
Ante las noticias de la aproximación francesa, se ha ordenado activar los trabajos en las fortificaciones, incorporando a los mismos a todos los albañiles y peones de la ciudad. Se ha ordenado la tala de todos los olivos situados a tiro de cañón y el derribo de las torres y caseríos próximos a la ciudad, sin distinción alguna. También se han cerrado nuevamente las puertas de la Tripería, Quemada y Sancho, que han sido reforzadas, haciendo llevar a las baterías los bancos de las iglesias para construir troneras. Numerosos parroquianos de san Pablo, la Magdalena y san Miguel han ofrecido sus servicios en la defensa, saliendo todo el pueblo a colaborar incluso en la tala de olivos con su fruto, cuya pérdida llevan sus dueños con la mayor galantería, y a trabajar a las baterías, con lo que se adelantan muchísimo los trabajos y se pueden colocar ya los cañones.

Se ha puesto otro vigía en la Torre Nueva, avanzadas en Torrero y baterías en Vistabella y san Lamberto y se han dado las más exactas providencias para atender a la manutención y arreglo de las tropas. En caso de tocarse generala, todos los oficiales de los cuerpos deben presentarse en sus cuarteles, donde se concentrará armada la tropa hasta nueva disposición; toda partida que pertenezca a algún cuerpo que no sea de la guarnición de la plaza, debe presentarse con toda su fuerza armada en la plaza del Portillo para ponerse a disposición del jefe de la misma; y todo oficial, sea de la graduación que sea, vivo, retirado o disperso, debe presentarse en el palacio del capitán general para ser empleado donde convenga.

 

EVACUACIÓN DE LOS PRISIONEROS FRANCESES.
Desde hace meses, el Castillo de la Aljafería se había convertido en lugar de internamiento para prisioneros y paisanos franceses, hasta alcanzar el enorme número de 603. En las últimas semanas se había producido algún altercado con ellos y además existían indicios de que algunos mantenían comunicación con sus compatriotas. Por ello el general Palafox ordenó conducirlos al castillo de Alcañiz para pasarlos luego a Tortosa a disposición de la Junta Central.

Se dio esta misión al brigadier Antonio Torres, al padre Consolación y al capitán Mariano Cerezo, quienes la llevaron a cabo ayer con una escolta de dos compañías de fusileros y paisanos armados. Tras dejar a los franceses en su nuevo destino, regresaron rápidamente a Zaragoza. Una vez libre el castillo de la Aljafería del personal no militar, puede por fin procederse a reparar las brechas y desperfectos sufridos durante el Sitio, vaciar el foso de escombros y construir un camino cubierto y una trinchera para conectar la fortaleza con la cercana puerta del Portillo.

 

CONTINÚA LA VALEROSA DEFENSA DE ROSAS.
Por varias cartas del Cuartel General de Martorell se ha sabido que en Rosas ha habido un ataque, de cuyas resultas han perecido más de tres mil franceses. Esta plaza, bastante apurada por haber resistido dos asaltos con el mayor valor, ha triunfado de los enemigos con el riguroso auxilio de nuestros aliados los ingleses.

Los británicos no se contentaron con hacer un fuego terrible desde sus navíos y fragatas, sino que desembarcaron algunas fuerzas para reanimar a nuestras valerosas tropas y somatenes. Con sus fuegos desmontaron las baterías de la Linterna y las Atarazanas, cayendo en este último fuerte tantas balas que destrozaron su mayor parte. En todos los puntos han sufrido mucho los enemigos.[1]

 

Conexión con el Cuartel General.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL CAPITÁN GENERAL PALAFOX.
Buenas tardes, muchas gracias por asistir a esta convocatoria. De nadie es desconocido que nuestras armas han sido batidas en Tudela y debemos disponernos a la defensa de nuestra ciudad. Por ello quiero dirigirme cuantos se encuentran ahora mismo en Zaragoza y se disponen a combatir en defensa de nuestros valores.

ZARAGOZANOS: Nuevos días de gloria se os preparan. Yo sé bien que no serán perdidos por vuestro patriotismo y para vuestra bizarría; que más que nunca sentiréis en vuestros pechos lo que debemos a la religión de nuestros padres, al perseguido FERNANDO, a la seguridad de vuestras personas y a vuestro propio honor. Vuestras resoluciones serán grandes, como lo han sido siempre; y descansaréis en el infatigable celo con que cuidaré Yo de vuestra tranquilidad interior y de vuestra defensa exterior.

SOLDADOS VALIENTES: Con vosotros está segura la felicidad de toda España y la libertad de nuestro rey FERNANDO, haced como quien sois, vuestro entusiasmo no tiene compañero, vuestro valor excede al de los valientes numantinos, dad rienda a vuestra serenidad.

¿Qué es un ejército de bandidos para vosotros? Mirad la suerte de vuestros hogares, de vuestros hermanos y de todos estos valientes de Aragón; uníos estrechamente a ellos. No haya voz entre vosotros de alarma ni de temor; vosotros mismos, vuestro honor, vuestra opinión de valientes os reprueba ese abatimiento, que sería en vosotros una mancha.

Y yo, como vuestro general, quien han visto sereno en el fuego las águilas francesas que pusisteis a vuestros pies, no toleraré la menor cobardía. No, soldados míos, la castigaré severamente, y sólo premiaré vuestro valor. La gloria está en vuestras manos y en mí la satisfacción de ser vuestro jefe.

Muchas gracias por su atención.

Despedida de la conexión.

Mensaje extensible a cuantos habitantes de todo Aragón han ido llegando a Zaragoza ante la amenaza francesa, de lugares de Huesca, Barbastro, Alcañiz, Tarazona y hasta Tudela. Zaragoza resistirá...
 


[1]Texto tomado de la Gazeta de Zaragoza del 26 de noviembre; la del día 29 dio más detalles de la defensa de la villa gerundense. Rosas fue asediada desde el 7 de noviembre y cayó en manos francesas el 5 de diciembre.
 


FUENTES:

-      ALCAIDE IBIECA, A. Historia de los dos sitios que pusieron a Zaragoza en los años de 1808 y 1809 las tropas de Napoleón.

-      CASAMAYOR, F. Años políticos e históricos de las cosas sucedidas en Zaragoza (1808), Comuniter, 2008.

-      CASAMAYOR, F. Diario de Los Sitios. Comuniter, 2000.

-      GUIRAO, R. Zaragoza, Diario de entre Sitios (13 de agosto – 21 de diciembre de 1808). XVIII Premio “Los Sitios de Zaragoza”. Comuniter, 2004.

-      LAFOZ, H. (ed.) Manifiestos y bandos de la Guerra de la Independencia en Aragón I. Los Sitios de Zaragoza. Comuniter, 2005.

-      Gazeta de Zaragoza de los días 22, 26 y 29 de noviembre de 1808.

-      Gazeta de Madrid de los días 22 y 25 de noviembre de 1808.

-      Gazeta ministerial de Sevilla de los días 18 y 22 de noviembre de 1808.


Palafox se dirige a los zaragozanos diciéndoles lo conveniente de que saquen fuera de Zaragoza a los franceses residentes en la ciudad que fueron encerrados en el primer asedio (Alcaide, 2, 26-27).

ZARAGOZANOS:

Sabéis de cuánto embarazo nos sirvieron en el último glorioso asedio de esta plaza los franceses que había dentro de ella; cuánto impidieron para que sacásemos del castillo toda la utilidad que podía darnos. Es conveniente que salgan de aquí hoy mismo, y que sean inmediatamente conducidos a encierros lejanos, dejándonos libres, y de modo que podamos ocuparnos mejor de lo que nos importa, que es nuestra defensa.

Sí, valientes e invictos habitantes de esta ilustre ciudad, en vano los ardides del enemigo y las gentes viles que éste paga, soplarán entre vosotros el furor del asesinato, yo sé que no sois capaces de manchar vuestra reputación con bajos procederes. Seguid los avisos de vuestro general, ó mejor de vuestro padre y amigo; y decid siempre:

Los zaragozanos saben matar franceses armados en los campos del honor, pero no desarmados, y cuya muerte no puede ni conducir al bien de la patria, ni aumentar nuestro bien merecido renombre de nobles y valerosos.

Nuevos días de gloria se os preparan, yo sé bien que no serán perdidos por vuestro patriotismo, y para vuestra bizarría; que más que nunca sentiréis en vuestros pechos lo que debemos a la religión de nuestros padres, al perseguido FERNANDO, a la seguridad de vuestras personas y a vuestro propio honor. Vuestras resoluciones serán grandes, como lo han sido siempre; y descansaréis en el infatigable celo con que cuidaré Yo de vuestra tranquilidad interior y de vuestra defensa exterior.

Cuartel general de Zaragoza, 24 de noviembre de 1808. = Palafox

Palafox se dirige de nuevo a los soldados del Ejército de Reserva, diciéndoles que no tolerará la menor cobardía y que premiará su valor (Alcaide, 2, 30).

SOLDADOS VALIENTES DE MI EJERCITO DE RESERVA:

Esta es la hora de coronaros de gloria: con vosotros está segura la felicidad de toda España y la libertad de nuestro rey FERNANDO, haced como quien sois, vuestro entusiasmo no tiene compañero, vuestro valor excede al de los valientes numantinos, dad rienda a vuestra serenidad.

¿Qué es un ejército de bandidos para vosotros? Mirad la suerte de vuestros hogares, de vuestros hermanos y de todos estos valientes de Aragón; uníos estrechamente a ellos, No haya voz entre vosotros de alarma ni de temor, vosotros mismos, vuestro honor, vuestra opinión de valientes os reprueba ese abatimiento, que sería en vosotros una mancha: y yo, como vuestro general, a quien conoce el Campo de Marte, a quien han visto sereno en el fuego las águilas francesas que pusisteis a vuestros pies, no toleraré la menor cobardía; no, soldados míos, la castigaré severamente, y sólo premiaré vuestro valor.

La gloria está en vuestras manos y en mí la satisfacción de ser vuestro jefe.

Cuartel general de Zaragoza, 27 de noviembre de 1808. = Palafox,