Cadena Cope Zaragoza, 3ª época, programa nº 15

Emitido el miércoles 14 de enero de 2009

Interviene: Sergio Sánchez

Puede escuchar éste programa grabado AQUÍ

 
 

El museo (radiofónico) de Los Sitios
 

LA SALA DE LOS INGENIEROS

Aunque Los Sitios tienen una imagen de lucha popular, en realidad fueron principalmente un enfrentamiento entre militares profesionales que desarrollaron la lucha más técnica del momento: la de asedio a una ciudad. Tanto los franceses cerrando el cerco alrededor de la ciudad como los españoles intentando romperlo, aplicaron lo aprendido en manuales que venían siendo desarrollados desde que, más de cien años antes, el marqués de Vauban creara los fundamentos de la guerra de fortificaciones moderna. Y el papel preponderante en este caso corresponde a los Ingenieros.

En diversos paneles se explican los procedimientos de creación de defensas como los diseñados por el coronel Antonio Sangenís en Zaragoza (y que llegaron a estudiarse en las academias francesas por orden del propio Napoleón) y los de cerco, caracterizados por la creación de aproches (trincheras en zig-zag) y paralelas. Y cómo no, también se describe la técnica de formación de minas y sus correspondientes contraminas.


 

 

 


Diversas imágenes de manuales franceses de fortificaciones y procedimientos de asedio.
Debajo, fragmento del plano del Segundo Sitio de Zaragoza en el que se aprecian los trabajos defensivos en torno
a san José y San Agustín y las correspondientes paralelas y aproches de los franceses
 

LA GUERRA DE TRINCHERAS

El visitante puede ver diferentes útiles de zapa, tanto con restos encontrados en excavaciones como en reproducciones. Junto a ellos veríamos un maniquí ataviado con la característica uniformidad de los Ingenieros, con mandil y armadura de protección para el trabajo en el tajo de la trinchera.

Luego se encuentra un diorama a tamaño natural de una trinchera, hecha con fajinas de ramas y cestones; en el Museo del Ejército y en el de la Academia de Ingenieros hay diferentes maquetas de cómo se realizaban estos trabajos. Además, podrían incorporarse las fotos de los restos de las baterías francesas encontradas en el meandro de Ranillas.

Tenemos así mismo una reproducción del grabado que representa las líneas de trinchera francesa, amén de los reductos españoles.

A su lado un cuadro del Coronel Sangenís y réplica de la lápida conmemorativa de su muerte en la calle Asalto.
 


 

 
 
Vitrina con restos de utensilios de zapadores (Museo de la Academia General Militar). Uniformes de Ingenieros a comienzos del siglo XIX (Regimiento de Pontoneros). A la derecha, Antonio Sangenís (Academia General Militar)
 
 

LA GUERRA DE MINAS

Contaríamos con la maqueta de una mina de galería, con la pólvora en sus barriles ya colocada por los franceses. Debajo de ellos los españoles cavan a toda prisa una contramina. Lo peculiar de este diorama es que debería hacerse en el interior de una urna de cristal (una “pecera”).

Puede verse sobre un plano de la época la ubicación de las voladuras más importantes. Así mismo, recortes de prensa con la noticia de la aparición hoy día de cadáveres sepultados por los derrumbes, al realizar obras en el casco viejo (como en el aparcamiento en la Plaza de España).

Completa la escena el relato de la voladura del Convento de San Francisco en boca del jefe de los ingenieros franceses, el General Lacoste (grabación).

Esta sala es la ideal para acoger una cabina de realidad virtual en la que poder “arrastrarnos” por el interior de una mina, con los peculiares sonidos y olores que se encontraban los soldados en tan dramática lucha, y que en parte ya pueden adivinarse en la película “Alatriste”.

Se encontraron restos de trincheras francesas:  Los puentes franceses en Zaragoza